El país se mantiene en alerta para evitar que una posible manga de langosta voladora proveniente de otros países pueda ingresar a territorio nacional.

En Costa Rica, una comisión liderada por el Servicio Fitosanitario del Estado, del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y constituida por especialistas de esta entidad, del INTA, MAG y LAICA, viene trabajando con el objeto de establecer medidas preventivas, orientadas a detectar y controlar a tiempo cualquier foco que pudiera aparecer del insecto Schistocerca piceifrons piceifrons, conocido popularmente como “langosta voladora centroamericana”.

La langosta voladora es un insecto que se ha logrado
mantener bajo control hasta la fecha, gracias al esfuerzo articulado de instituciones públicas, con empresas privadas y productores, bajo el liderazgo del SFE, evitando que llegue a formar mangas (término utilizado para las agrupaciones de grandes cantidades del insecto en vuelo), las cuales podrían afectar la agricultura.

“Al día de hoy, ni en la región Chorotega, ni en el Pacífico Central, donde normalmente la langosta voladora Schistocerca piceifrons mantiene su hábitat, se han encontrado poblaciones que puedan causar daños a los cultivos y se continúan las labores de vigilancia para poder determinar su estado de desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.