Siguen las acciones de la Policía de Fronteras.
La Policía de Fronteras y la Policía de Control Fiscal les asestaron un nuevo golpe a los evasores fiscales, al interceptar un vehículo que transportaba 4,5 millones de colones en licores finos.
El cumplimiento se registró en la entrada de San Clemente, distrito de El Valle de la Estrella, cantón de Limón, cerca de la línea férrea de Bananito.
En ese punto los oficiales fronterizos y fiscales detuvieron un camión conducido por un costarricense de apellido Rivas.
El citado conductor, no portaba ninguna documentación que probara el debido pago de la mercadería que transportaba, consistente en 6.562 unidades de diversas bebidas alcohólicas entre cervezas, rones, wiskis, cremas, vinos, vodkas y tequilas, entre otros tipos de licores, distribuidos en 318 bultos.
De inmediato los policías fronterizos y fiscales procedieron al decomiso, tanto de la mercancía como del vehículo.

Autoridades mantienen presencia en línea fronteriza en Canoas ante llegada de extranjeros.
Ante la llegada de un grupo de nicaragüenses procedentes de Panamá a la frontera de Paso Canoas y debido a lo ocurrido el fin y principio de semana atrás en Peñas Blancas, el flujo controlado hacia el norte está suspendido hasta garantizar que puedan ingresar a Nicaragua.
A pesar de haber llegado a la aduana panameña, las autoridades de ese país los reubicaron en otro sitio. El Ministerio de Seguridad Pública mantiene personal en la línea limítrofe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.